fbpx
Categorías
Blog

Tipos de aireadores de admisión

Dentro de un sistema de ventilación, los aireadores de admisión son una pieza fundamental. Son el elemento que permite la entrada de aire del aire exterior en un caudal suficiente para garantizar una correcta renovación del aire interior, pero impidiendo a la vez el paso de polvo, agua o polen.

Los aireadores de admisión trabajan en combinación con un sistema de extracción que debe estar colocado en una de las estancias húmedas de la casa. En lo que respecta a los tipos que existen, puede haber diferentes formas de diferenciarlos, según su forma de funcionamiento y según el lugar de la instalación.

Aireadores según su forma de funcionamiento

Aunque la base del funcionamiento de los aireadores de admisión sea la misma, estos se pueden distinguir según la manera en la que el caudal de aire entra en el interior del inmueble. En este sentido, hay dos formas de diferenciarlos:

Aireadores autorregulables: en ellos el caudal del aire se mantiene en todo momento constante. En su interior llevan una pieza flexible que evita que en condiciones de viento o corrientes haya variaciones bruscas en ese caudal.

Aireadores higrorregulables: la diferencia es que estos dispositivos facilitan la renovación del aire estableciendo un caudal regulable que dependerá de la humedad interior. Si es muy elevada, permiten una mayor entrada y reducen el caudal cuando esa humedad es baja. Con ello se consigue un mayor confort y una mayor eficiencia energética.

Junto a estos dos tipos de aireadores de admisión habría que mencionar aquellos que son fijos, es decir, que permiten la entrada de aire al interior, pero si ningún tipo de regulación ni de control.

Aireadores de admisión según el lugar de instalación

Los aireadores de admisión se pueden instalar en distintos elementos del inmueble, lo que va a determinar las características particulares de cada uno de ellos. En este sentido, cabría mencionar dos tipos diferentes.

El primero lo constituyen aquellos que se colocan en el muro de la fachada. Son dispositivos de muy bajo impacto visual que, además, llevan silenciadores acústicos para evitar que el ruido exterior penetre en la estancia.

El segundo tipo de aireadores de admisión serían los que se instalan en carpinterías o en persianas. En este apartado, existen aparatos muy diferentes para poder adaptarse sin problemas a todo tipo de circunstancias.

De esta forma, hay aireadores de admisión especialmente diseñados para su colocación en el interior de persianas con muy poco espacio interior. También los hay específicos para carpinterías monoblock o para colocar en el dintel de la ventana o sobre la caja de la persiana.

Son aireadores de admisión que se colocan en horizontal, pero también los hay diseñados para poderse instalar en vertical. Estos se colocan entre el marco y el premarco de las ventanas o en la guía de las persianas y funcionan con la misma eficiencia tanto con ellas subidas como bajadas.

System-air, especialistas en ventilación

En System-air estamos especializados en el desarrollo y fabricación de los más avanzados productos para ventilación. Por eso, en nuestros aireadores de admisión se cuida cada detalle para conseguir no solo un óptimo funcionamiento, sino una perfecta integración a nivel estético.

De esta forma, son aireadores de admisión con características diferentes en dimensiones o posiciones para regular el caudal. No solo eso, sino que se suministran en acabados muy variados. Además, llevan materiales fonoabsorbentes para no tener que renunciar al aislamiento acústico.

En definitiva, los aireadores de admisión de System-air proporcionan mucho más que una adecuada ventilación y una renovación del aire. También contribuyen a mejorar el confort y los niveles de eficiencia energética en aquellos inmuebles en los que se instalan.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia en nuestro sitio web.

× ¿Necesitas ayuda? Available from 08:00 to 19:00