fbpx

Qué dice la Normativa HS3 sobre ventilación

Una ventilación adecuada es algo muy importante para tener espacios saludables. La calidad del aire ayuda a cuidar de la salud en hogares y espacios públicos. En la actualidad se ha revelado como una de las herramientas más importantes, por ejemplo, para evitar contagios.

Por estas razones, el actual Código Técnico de Edificación (CTE) cuenta con un documento básico relativo a la ventilación denominado HS3. En él se recoge la normativa sobre la construcción de edificios que afecta a este punto estableciendo obligaciones que se deben cumplir. El objetivo es conseguir una calidad de aire interior que sea suficiente.

En concreto, la base de la normativa HS3 se encuentra en la necesidad de la existencia de ventilación en los edificios. Para ello se hace necesario una instalación que puede ser mecánica o híbrida (que también contenga sistemas de ventilación natural).

También se establecen como debe ser el sentido de la ventilación. La normativa HS3 señala que debe dirigirse de los espacios secos a los húmedos. Esto tiene su sentido si se quiere evitar repartir la humedad por todos los lugares.

Para ello se establece, por ejemplo, que las aberturas de admisión de aires deben estar localizadas en comedores, los dormitorios y las salas de estar. Los de extracción se deberán colocar en cocinas, cuartos de baño y aseos.

También se señala que ciertos espacios siempre deberán contar con un sistema de ventilación complementario natural. Así, la normativa HS3 señala que los salones, dormitorios y cocinas deben tener una ventana al exterior o una puerta practicable. Por supuesto, también hace mención al sistema de extracción que se debe colocar en las cocinas.

La norma no sólo se refiere a viviendas, si no que establece cómo debe ser la ventilación en otros espacios como trasteros, almacenes de residuos y aparcamientos o garajes. Para todos ellos establece de manera clara en qué consiste un sistema de ventilación natural (que debe estar conectado directamente al exterior) de un sistema de ventilación mecánica.

En este último caso deberá estar conectado a un sistema de extracción que sea totalmente independiente y que consiga ofrecer la calidad de aire necesaria.

Otros puntos interesantes de la normativa HS3

En la normativa HS3 se establecen todas las especificaciones sobre las dimensiones y distancias de colocación de aberturas. Merece especial atención la mención que se hace a los aireadores. Se admiten como aberturas de admisión siempre que cumplan con las condiciones de permeabilidad establecidas en la UNE EN 12207:2017.

Uno de los principales cambios que se han presentado en la normativa HS3 se refiere al caudal de admisión de aire en la ventilación. Ha quedado de la siguiente manera:

8 l/s por cada ocupante si solo hay un dormitorio en la vivienda.

8 l/s por cada ocupante en el dormitorio principal de una casa con varios dormitorios.

4 l/s por cada ocupante en dormitorios secundarios.

6 l/s (21,6 m3/h) por cada ocupante en salas de estar y en los comedores de casas con un dormitorio.

8 l/s (28,8 m3/h) por cada ocupante en salas de estar y en los comedores de casas con dos dormitorios.

10 l/s (36,0 m3/h) por cada ocupante en salas de estar y en los comedores de casas con tres dormitorios o más.

Además, se pueden encontrar muchas más especificaciones en cuanto a los conductos de admisión y extracción. En concreto se señala que deben ser practicables y que sus acabados deben dificultar la acumulación de suciedad. Además, es importante que no tengan obstáculos en todo su recorrido.

En Air-in te ayudamos a conseguir la ventilación que necesitas para tu hogar o cualquier espacio. Nuestros profesionales te ayudarán a cumplir con las especificaciones de la normativa HS3 del CTE. Contacta ya con nosotros para recibir más información.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia en nuestro sitio web.

× ¿Necesitas ayuda? Available from 08:00 to 19:00