fbpx
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La importancia de un buen sistema de ventilación en tiempos de Covid

Resumen

Disponer de un adecuado sistema de ventilación ha demostrado ser una de las formas más efectivas de luchar contra la propagación de la covid-19 en interiores. El virus se trasmite por el aire en forma de aerosoles, de ahí que ventilar se haya convertido en un gesto tan sencillo como importante.

Sin embargo, no se trata solo de ventilar, sino de hacerlo correctamente. Y en esa cuestión hay que tener en cuenta, especialmente, la tipología de la construcción. Cuando no existe un sistema de ventilación mecánica es imprescindible que el inmueble cuente con ventanas que se puedan abrir para renovar el aire interior y, siempre que sea posible, crear corrientes que fuercen el movimiento del aire.

La eficacia de los sistemas de doble flujo de aire

Un sistema de ventilación natural basado simplemente en puertas y ventanas cumple con esa función de renovación del aire. Sin embargo, para que sea realmente efectivo, es necesario que las ventanas permanezcan abiertas el tiempo suficiente, permanentemente si el nivel de ocupación de las estancias es elevado o hay personas de distintas unidades familiares en el caso de viviendas.

Por lo tanto, esa ventilación natural, aunque eficaz, sencilla y económica, no contribuye en exceso a la comodidad interior, ya que repercute negativamente a la hora de mantener una temperatura que pueda considerarse de confort.

Hay una forma eficiente de conseguir una adecuada renovación del aire interior sin tener que sacrificar la comodidad: los sistemas de ventilación de doble flujo de Air-in. Y no solo no se sacrifica esa sensación de bienestar que proporciona una temperatura agradable, sino que se consigue una óptima purificación del aire con un consumo energético mínimo.

El funcionamiento de estos sistemas puede variar. Los más sencillos permiten la entrada de aire limpio a través de rejillas regulables y, gracias a unos detectores de CO2, cuando perciben aire viciado en una estancia, fuerzan el nivel de ventilación para que el flujo de aire sea mayor y una unidad interior de drenaje descargue el aire contaminado.

En otros casos, esos sistemas de ventilación se combinan con bombas de calor o calderas que recuperan el calor del aire extraído para la producción de ACS o para climatización. Son sistemas que fuerzan flujos de aire en el interior que ayudan a mantener un ambiente saludable, a la vez que se consigue una adecuada climatización.

Pero es importante no confundir un sistema de ventilación de este tipo con otros de climatización convencionales. La diferencia está en la renovación del aire. Uno de doble flujo extrae aire limpio del exterior y expulsa el viciado. Sistemas como los de aire acondicionado convencionales tan habituales en hogares, por lo general, mueven el aire, no lo renuevan.

La ventilación en otros espacios

Todo lo relacionado con la calidad de aire en lugares de uso público o de gran afluencia se complica de manera importante. En ellos no basta con un buen sistema de ventilación, sino que este debe cumplir con toda una serie de requisitos básicos para que sea realmente eficaz contra el coronavirus y debe funcionar de una forma adecuada.

En estos casos, es esencial que se trate de sistemas de ventilación forzada que aporten la máxima cantidad posible de aire exterior. La recomendación es de, al menos, un caudal de mínimo de 12,5 l/segundo y ocupante. Pero eso no sería suficiente, los equipos deben funcionar mientras los inmuebles permanezcan abiertos u ocupados, pero también un tiempo antes de la apertura y después del cierre. Solo de esa manera se asegura una buena calidad del aire.

Cuando no existe posibilidad de aprovecharse de la ventilación natural, independientemente del tipo de construcción o de su uso, es imprescindible asegurarse de que se consigue renovar el aire interior por otros medios. Hoy en día es posible encontrar e instalar un sistema de ventilación de doble fluyo o mecánico sin grandes complicaciones. Y no hay que retrasar la decisión ni escatimar en la inversión, más que nunca, es una cuestión de salud básica.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia en nuestro sitio web.

× ¿Necesitas ayuda? Available from 08:00 to 19:00