fbpx
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Cómo nuestros productos ayudan en residencias de ancianos

Resumen

La calidad del aire en el interior de los inmuebles es esencial. Pero, en el caso de residencias de ancianos, personas especialmente vulnerables, lo es todavía más. Esa calidad depende en gran medida de una adecuada ventilación y de la creación de flujos de aire que permitan su renovación. En este sentido, los aireadores para puertas y ventanas son elementos que pueden ayudar a conseguirlo sin grandes dificultades.

Un ambiente sobrecargado en habitaciones o estancias comunes facilita la proliferación de microrganismos patógenos que representan un serio peligro para la salud de los mayores. En cualquier momento, pero mucho más en las circunstancias actuales, la ventilación y la renovación del aire evita riesgos y exposiciones innecesarios. Nuestros aireadores para ventanas y para puertas son discretos, pero altamente eficientes.  

Un funcionamiento sencillo

Los aireadores para ventanas garantizan la entrada en las estancias de aire fresco, pero sin corrientes. Con varias posiciones para controlar esa ventilación o con entrada de aire regulable, son especialmente útiles en aquellas zonas de uso común donde es más fácil que el aire se vicie: salas dedicadas al ocio de los ancianos, en comedores o en estancias destinadas a rehabilitación.

También en las habitaciones, los aireadores para ventanas resultan de enorme utilidad para mantener una adecuada ventilación. Sobre todo cuando hay ancianos encamados, estos dispositivos garantizan un flujo continuo de aire sin ningún riesgo porque, gracias a la rotura de puente térmico, el aire que penetra en la estancia no es frío y este se dirige hacia la parte superior.

La función de los aireadores para puertas es la de facilitar el flujo de aire de unas estancias a otras. Más allá de que sea una cuestión a la que obliga el Código Técnico de la Edificación, en residencias de ancianos y centros de mayores es también es una cuestión fundamental para mantener unos estándares de calidad del aire en el interior aceptables y unos niveles de humedad ambiental adecuados.

Tanto aireadores para puertas como para ventanas ayudan, por tanto, a una adecuada ventilación. Una ventilación natural que puede combinarse perfectamente con sistemas mecánicos, que mejoran su eficiencia y que, a la vez, contribuyen a controlar el consumo energético. En grandes edificios como suelen ser las residencias de ancianos cualquiera de estos aspectos se debe tener siempre presentes.

Aireadores para adaptarse a la normativa

Es importante tener en cuenta que la normativa es estricta en lo que a calidad del aire se refiere. Así, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) obliga a que en centros geriátricos la calidad del aire interior (IDA) sea de nivel 2, es decir, buena. Pero, si tienen carácter hospitalario, esa calidad debe ser aún superior (nivel 1).

Los aireadores para ventanas y para puertas son elementos que contribuyen a conseguir estos estándares de calidad facilitando la entrada de aire fresco directamente del exterior y favoreciendo la circulación interior. Y no es necesario realizar costosas obras para conseguirlo.

Air-in ofrece aireadores para ventanas que se pueden instalar en ventanas de PVC, madera o aluminio, o incluso en cajones de persianas sin grandes problemas. Y también ofrece aireadores para puertas en forma de rejillas que permiten la circulación del aire de unos espacios a otro impidiendo que el sonido se transmita, para no alterar la imprescindible tranquilidad que los mayores necesitan en sus dormitorios.

Con la instalación de aireadores para ventanas y para puertas, se trabaja así, en una doble dirección. Por un lado, garantizando la salubridad del aire, que en residencias de ancianos debe cumplir unos niveles mínimos. Por otro, impidiendo que esa ventilación natural altere la calidad de vida de personas especialmente sensibles como son los mayores.

Air-in ofrece las mejores soluciones para conseguir un ambiente adecuado en el interior de geriátricos, independientemente de las características constructivas del inmueble o del tipo de residentes, válidos o no, que vivan en él. Si tienes dudas, consúltanos.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia en nuestro sitio web.

× ¿Necesitas ayuda? Available from 08:00 to 19:00